Ya es bien sabido por todos/as que en el colegio "Leandro Alejano" hemos regresado al pasado y, por ello, nuestro Centro se ha ido transformando paulatinamente en un castillo medieval. Y es que toda la comunidad educativa está implicada en el proyecto anual "Dragones y Mazmorras" y trabajamos diariamente desde todas la áreas, de forma globalizada, esta temática tan motivadora para los escolares.

       Los más pequeños/as del cole nos hemos iniciado en la metodología ABP y hemos estado trabajando la Edad Media. Quizá esa sea la razón por la que recibimos la visita de alguien muy especial, un personaje misterioso que viene de otros tiempos para conocer cómo vivimos en el siglo XXI: ¡EL CABALLERO NEGRO!!!

caballero negro anigif

       Todos los alumnos/as de Educación Infantil y del 1er curso de Primaria estaban esperando ansiosamente este momento, repletos de preguntas, de incógnitas, de interrogantes... Hasta este día nos invadía una mezcla de emociones: nerviosismo, alegría, dudas... ¡incluso algo de miedo!. Pero en cuanto vimos al caballero vestido con su traje-armadura negro y su bonito casco con penacho rosa todas esas emociones se convirtieron en entusiasmo e ilusión.

       Despejamos todas nuestras dudas, pues pudimos preguntar al valiente personaje medieval cómo se llamaba, cuántos años tenía, dónde vivía, con quién, qué comía, cómo se divertía, cuáles eran las partes de su castillo, cómo se llamaba su caballo... y, sobre todo, por qué están allí todo el tiempo peleándose.

       También le explicamos que en el siglo XXI ya hemos evolucionado mucho y no tenemos antorchas, tenemos agua corriente, cuarto de baño, electrodomésticos, móvil, Internet... y no necesitamos estar todo el tiempo peleándonos porque tenemos unas normas y las conocemos y respetamos. El caballero sorprendido por todas las novedades aceptó agradecido nuestro regalo: las normas de convivencia adaptadas a la Edad Media para acabar con la violencia y así lograr la paz. Y como había descubierto las claves para llevarse bien con el enemigo y tener así buenos amigos, él también quiso regalarnos algo: flores blancas que simbolizan la paz y espadas de las que no hacen daño. Asimismo, para que nunca lo olvidemos nos regaló su casco y su espada de batalla, pues comentó que con la paz ya nunca más los utilizaría.

¡Gracias Caballero Negro por hacernos vivir esta experiencia tan mágica!!!