El pasado 22 de mayo nos fuimos todo el colegio Leandro Alejano de excursión a Trujillo. Nuestros autocares pararon en la Plaza Mayor del municipio, donde pudimos contemplar cómo allí se alza una estatua ecuestre en honor al conquistador extremeño Francisco Pizarro (la imagen más fotografiada e imprescindible de esta localidad). Y es que dicha plaza fue un excelente punto desde el que comenzar nuestro recorrido; así que nos organizamos en dos grupos: Infantil y 1º por un lado y de 2º a 6º por otro.

     Aunque el sol calentaba como en uno de esos días de verano, todos estábamos muy entusiasmados con la visita guiada, pues ya era hora de conocer esta preciosa villa extremeña destacada por su excelente y señorial patrimonio arquitectónico y, sobre todo, nuestra ilusión era poder pasear por un auténtico castillo medieval de los que hemos estudiado en nuestro proyecto Ilusión-Arte  “Dragones y Mazmorras”. A pesar de que no pudimos acceder a sus estancias, pues más que un castillo es una gran fortaleza, sí accedimos al aljibe situado en el patio de armas y caminamos por sus estrechos pasajes de muralla desde una torre a otra, experimentando algo de vértigo, contemplando unas vistas impresionantes y sintiéndonos como verdaderos personajes medievales.

     También visitamos la Casa Museo de Pizarro, donde se relata la vida de este conquistador del Imperio Inca y, para culminar nuestra excursión, nos relajamos en el Planetario, un espacio audiovisual de sensaciones envolventes, muy ameno y divertido. ¡Fue un día muy completo que nunca olvidaremos!

trujillo.anigif